Rumor de humo y ceniza

Dedicatoria A un país de escombros. A una frontera de espejos rotos. A una geografía mutilada a mitad del desierto. A los corazones blandos en la boca de los [soldados del infierno. A los cazadores de sueños. A los misioneros del miedo. Al honor a media asta. A un desfile de banderas rotas. A un viacrucis que no acaba. A esa ciudad que es una casa inconclusa [que se incendia....

Leer
Sesenta vueltas al Sol Carlos Acosta / Reynosa

Ha llegado la fecha. La vida o la muerte no opinaron lo contrario. Hoy cumplo sesenta años. Lo escribo con asombro real y no puedo evitar mirarme a los veintiuno en el cuarto de azotea del edificio de la calle Pitágoras, en medio de aquel universo de luces que a las once de la noche me parecía, desde la ventana, la Ciudad de México, pensado en que no iba a llegar más allá de los cuarenta. No es un artilugio...

Leer
El libro del mes
Descargar

Ensayo panorámico de la literatura en Tamaulipas. Tomo II. De finales del siglo XIX a 1940 - Especiales

… Es la prosa, específicamente la narra­tiva, la que nos ha heredado las mejores páginas de este fenómeno económico, político y social, pues autores nacio­nales y extranjeros se ocuparon, con buena fortuna las más de las veces, del tema. Eso lo veremos más adelante. Sin embargo, sí podemos adelantar algo curioso. Al parecer autores extranjeros y no tamaulipecos fueron los más preo­cupados por el asunto. Esto nos lleva a preguntarnos cuál es el carácter que se le ha dado a la literatura en la entidad, en otras palabras, qué idea de lo que es la literatura se ha difundido con mu­nificencia y prodigalidad.

Coincidimos con Carlos Gon­zález Salas, en cuanto a que son dos los polos de los que manaron las primeras expresiones poéticas de la entidad: el Colegio de San Juan (que después se llamaría Instituto Juan José de la Gar­za), establecido en Matamoros en 1858, y el Instituto Científico y Literario de Ciudad Victoria, fundado en 1888. De esto se desprende que debieron pasar más de cien años desde que Escandón inició la colonización y poblamiento de la Costa del Seno Mexicano (1749), para que se estableciera el primer centro es­colar capaz de formar individuos con formación cultural y científica de buen nivel, con inquietudes literarias serias.

Lo nuevo